Juan Fco. López

ROC ADVOCATS, SLP

Juan Fco. López
Cornellà de Llobregat ( Barcelona )

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía)

Posibilidades de reclamación, incluso si no se demuestran pérdidas.

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (más conocido como plusvalía) es un tributo directo que se genera cuando se realiza una transmisión de un inmueble urbano, ya sea por compraventa, herencia, donación, etc.
La cuota se calcula aplicando un porcentaje sobre la diferencia del valor catastral del terreno en las fechas de adquisición y transmisión, con independencia de incremento real del valor del terreno (que, como ocurre muy a menudo en los últimos años, es negativo).
Recientemente, el Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional la vigente regulación de este impuesto. El TC considera que, tal y como está diseñado el tributo, no es expresivo de la capacidad económica del contribuyente, lo que contraviene el artículo 31 de la Constitución.
Diversas sentencias de los tribunales ordinarios vienen declarando que no existe hecho imponible en los casos en que no ha existido un incremento real del valor del terreno y, en consecuencia, no es exigible el tributo.

¿En qué casos se puede reclamar?

Si se puede acreditar que en el momento de la transmisión no se ha producido un incremento del valor del terreno, es posible solicitar la devolución de la cuota, si no ha transcurrido el plazo de prescripción.
Recientemente, el TSJ de Madrid ha dictaminado que, incluso sin acreditar la disminución del valor del terreno, el impuesto no es exigible. Es decir, se puede reclamar, incluso si no ha existido pérdida. Ahora bien, ante estos casos, es recomendable consultar con un abogado para calibrar las posibilidades de éxito y la relación coste-beneficio.

¿Cuáles es el procedimiento a seguir?

Lo más recomendable es consultar con un abogado, para que nos indique si las pruebas sobre la ausencia del incremento son suficientes, nos asesore sobre la conveniencia de disponer de un informe pericial, y los pasos a seguir (dependiendo del tipo de liquidación, de la existencia o no de recursos interpuestos, de los plazos, etc.).
Como regla general, habrá que reclamar primero ante el Ayuntamiento y, en caso de que denieguen la solicitud, interponer una demanda ante la jurisdicción contenciosa-administrativa.
Aún sin opiniones
0 Opiniones