Jesus Moreno Chocano

Moreno-Chocano Abogados

Jesus Moreno Chocano
Madrid ( Madrid )

Fianza en el contrato de arrendamiento

Lo que incluye y lo que no

Todos sabemos los problemas que suele dar, al final de un contrato de arrendamiento, el asunto de la fianza y su devolución.

En muchas ocasiones es el arrendatario el que usa mal de la fianza, y la utiliza como medio de pago para pagar el último o los 2 últimos meses de alquiler, dependiendo de que nos pidieran al principio de la relación arrendaticia uno dos mensualidades de fianza. Pues bien, se estaría vulnerando la ley si así se hiciera y es clara la Ley de Arrendamientos Urbanos en este sentido, nunca se puede utilizar el abono de los diferentes mensualidades de renta con cargo a la fianza depositada al inicio del arrendamiento.

Al mismo tiempo también se producen situaciones en las que es el arrendador quien quiere utilizar de manera equivocada la fianza entregada por su arrendatario. Y es que por citar un ejemplo en el que no se usa correctamente la fianza por parte del arrendador, se quiere pasar el gasto al arrendatario con cargo a la fianza de cuestiones como por ejemplo la limpieza, la pintura o el deterioro normal del suelo de la vivienda.

Es cierto que hay algunas sentencias que han determinado que por ejemplo en el caso de la pintura, se puede pasar el gasto con cargo a la fianza si el arrendador puede demostrar que no se trata de una simple pasada de pintura sino que las paredes incluso suelos, están francamente deteriorados, más que por el uso diario que se le haya dado por parte del arrendatario y su familia.

Por poner un ejemplo una situación en la que simplemente se vayan a pintar las paredes después de un arrendamiento de 5 años, es simplemente algo que tiene que ir a cargo del arrendador, sería una simple puesta a punto de la vivienda para un nuevo arrendatario. Pero si por ejemplo vemos que están todas las paredes pintorrajeadas de rotulador y bolígrafo por parte de los niños pequeños del arrendatario, además de dejar todas las paredes agujereadas y con desperfectos en puertas y paredes, serían un caso perfectamente encuadrable en el cargo que se puede hacer al arrendatario y reternerlo de la cantidad que se tiene como fianza.

En cualquier caso, deberíamos ver el caso concreto para ver hasta qué punto las paredes, suelos y techos han sido deteriorados si por el mero paso del tiempo y por el uso, o bien puede ser atribuible a un mal uso por parte del arrendatario y su familia. La discordia está servida.

Opiniones

Javier Alfonso Lechuga
13/05/2018
Laura Porras
03/03/2018
Roberto Castro
23/02/2018
"Excelente respuesta con un amplio conocimiento de la temática"
Fernando Alumbreros Fadon
26/01/2018
"Gracias!"
Roberto Cabello Insua
04/11/2017
DOLORES MUÑOZ ORTIZ
01/11/2017
DOLORES MUÑOZ ORTIZ
25/09/2017
Fernando García Guijarro
14/09/2017
"Buen profesional."
Susana Ballesteros
05/09/2017
Fco. Javier Miguel Rodríguez
05/09/2017

4.5

Excelente
10 Opiniones
Opiniones:
Javier Alfonso Lechuga
13/05/2018
Laura Porras
03/03/2018
Roberto Castro
23/02/2018
"Excelente respuesta con un amplio conocimiento de la temática"
Fernando Alumbreros Fadon
26/01/2018
"Gracias!"
Roberto Cabello Insua
04/11/2017