`

Manuel Montenegro Fernández

Manuel Montenegro Fernández Avogado

Manuel Montenegro Fernández
Vigo ( Pontevedra )

Responsabilidad patrimonial por lesiones sufridas en la vía pública

Breves instrucciones para asegurar una eventual indemnización

Es altamente probable que el lector que venga a estas líneas indagando información sobre la categoría jurídica de la responsabilidad patrimonial de la Administración Pública, esté pensando, entre otros supuestos, en la que se genera como consecuencia de una lesión sufrida como consecuencia del mal estado de conservación de un bien público (una acera, una tapa del servicio del alcantarillado mal colocado, un "bache" en la carretera que ocasiona un golpe perjudicial para la dirección u otros mecanismos del vehículo que se conduzca.)

En estos casos, es necesario distinguir una doble obligación: Por una parte, la que corresponde a la Administración pública de responder por el mal estado del bien público en concreto de que se trate, lo que permite exigir la reparación del daño en forma, habitualmente, del pago de la indemnización equivalente pero, por otra parte, no es menos cierto que el ciudadano afectado también ostenta la obligación de acreditar cómo y de qué forma se ha producido el daño, de manera que se demuestre que existe una relación de causa a efecto entre la deficiencia que se denuncie y el daño producido, lo cual no siempre es fácil y compromete en muchas ocasiones el éxito de la reclamación dirigida contra la Administración Pública.

Pues bien, en este artículo me centraré exclusivamente en las lesiones personales sufridas, generalmente como consecuencia de caídas en la vía pública, debido al mal estado de conservación de las mismas.

Este es un caso práctico en el que todos, en nuestra condición de ciudadanos, somos capaces de emitir una opinión, una valoración, al respecto, y todos estamos de acuerdo en que las circunstancias de cada uno de estos "accidentes" es bien distinta.

Sin embargo, mi opinión profesional a la hora de enfrentarme a la reclamación de la indemnización me está demostrando que existe un consejo fundamental que se puede dar a todos los ciudadanos, a modo preventivo, como "primeros auxilios" una vez que se hay algún lesionado, con el fin de aumentar notablemente las probabilidades de éxito en la reclamación.

Estas recomendaciones son fundamentalmente dos: La primera de ellas es que se ha de dar parte a la policía local del municipio correspondiente. Si es posible, lo ideal sería solicitar la presencia de los agentes de esa policía, porque serán ellos quienes se encarguen de realizar un informe (incluyendo fotografías) describiendo la forma en que se ha producido el accidente. Aunque esta forma tenga el inconveniente de que los agentes no puedan ser considerados "testigos" del accidente porque, en efecto, lo más probable es que no hayan visto por sí mismos cómo ocurrieron los hechos, lo cierto es que su informe estará dotado de una presunción de veracidad que gozará de un peso considerable a favor del perjudicado que quiera reclamar.

La segunda recomendación tiene que ver con la acreditación del daño causado, lo que es relevante no sólo para demostrar la relación de causa a efecto a la que antes hice referencia, sino también para valorar el importe que, en su caso, se deba calcular como indemnización reclamable en concepto de indemnización. Desde esta perspectiva, para que la reclamación tenga éxito, un requisito fundamental, que con frecuencia suele olvidarse en la práctica, es que la primera asistencia médica debe producirse inmediatamente después de haberse producido el accidente. Ahora bien, "inmediatamente" no significa que exista un límite de tiempo para acudir al médico para que informe sobre la lesión a los efectos de lograr la indemnización, pero no es menos cierto que la reclamación tendrá mayor éxito cuanto menos tiempo haya transcurrido desde que se produjo la lesión, ya que sólo así será más fácil concluir que efectivamente se ha producido como causa del mal estado de, pongamos por caso, el mal estado de la vía pública.

En otras palabras, la reclamación de daños y perjuicios contra la Administración pública, como consecuencia de una lesión producida por una caída en la vía pública debido al mal estado de la misma, no podría prosperar si se pretende fundamentar en una exploración médica realizada un par de días después al del accidente, porque con ello se rompe el nexo causal y resultaría, en la práctica, imposible demostrar inequívocamente que las lesiones referidas se hayan causado como consecuencia del mal estado de la vía pública.

Siendo estos consejos breves, pero extraídos de la práctica judicial en la materia de reclamación de la responsabilidad patrimonial a las Administraciones públicas, procede recomendar a todo el mundo transitar por la vía pública prestando la mayor diligencia posible, para evitar cualquier imprevisto, en la medida en que sea posible y que, sólo en los casos en que esto no sea posible, se ofrecen estos consejos "inmediatos" a fin de que la reclamación que se haya de interponer posteriormente pueda tener éxito y el ciudadano logre la justa reparación del daño que se le ha ocasionado.

Opiniones

Adrián Besada
13/09/2017
Adrián Besada
13/09/2017
"Muy, muy buena. "
Maria López Sanz
11/06/2017
Maria López Sanz
01/06/2017
Maria López Sanz
29/05/2017
Maria López Sanz
26/05/2017
Maria López Sanz
26/05/2017
isidro moix
05/05/2017
Iria Rodríguez Guimarey
31/03/2017

5.0

Excelente
9 Opiniones
Opiniones:
Adrián Besada
13/09/2017
Adrián Besada
13/09/2017
"Muy, muy buena. "
Maria López Sanz
11/06/2017
Maria López Sanz
01/06/2017
Maria López Sanz
29/05/2017